domingo, agosto 24

La ruina del Materno

"Puertas rotas, habitaciones con humedades, pintadas en las paredes con... El álbum fotográfico que acompaña a este reportaje recoge el estado de la unidad de primera acogida del Centro Materno Infantil de Oviedo".

Así comenzaba un reportaje publicado por LA VOZ en abril del año 2007 que pretendía denunciar las numerosas deficiencias que presentaba este centro dependiente de la Consejería de Bienestar del Principado. 16 meses después pocas cosas han cambiado. Los usuarios no se encuentran con cubos repartidos por las instalaciones para recoger las goteras, porque la Administración reparó el tejado. Tampoco los chavales están hacinados en las habitaciones, porque a día de hoy el recurso está al borde su capacidad y sus trabajadores hacen auténticos esfuerzos para poder atenderlos. Sin embargo, el listado de desperfectos continúa siendo muy amplio.

Las fotos que acompañan este reportaje muestran sólo algunos detalles del estado de la unidad de primera acogida del Materno-Infantil. Faltan las cortinas y las barras en las duchas, no hay toalleros, algunas persianas están rotas y otras a punto de caer, no se pueden utilizar los armarios, en unos casos porque carecen de puertas y no se pueden cerrar y en otros porque las baldas están rotas, las sillas están viejas.... A todo esto hay que sumar la constante aparición de humedades en techos y paredes que da un aspecto todavía más siniestro a las instalaciones.

La situación, por tanto, del centro es muy similar a la que presentaba hace un año y cuatro meses sin que, por el momento, las promesas de la Administración asturiana de invertir en la mejora del recinto y en la adquisición de material se haya traducido en hechos.

La única mejoría registrada en los últimos meses es que los menores no están hacinados. Las imágenes de tres camas, alguna plegable, pegadas en una habitación minúscula, no se están produciendo en la actualidad. La unidad de primera acogida está atendiendo a 21 jóvenes, una cifra que excede su capacidad, pero que pueden controlar. El problema es que si se vuelve a producir alguna oleada de menores inmigrantes no acompañados, la escena podría volver a repetirse.

Eso no quiere decir que el estado actual pueda calificarse como bueno. La falta de recursos adecuados dificulta el trabajo con los menores, que tienen serias dificultades para adaptarse y sentirse a gusto en unos alojamientos con tantas deficiencias. Ni siquiera pueden disponer de mesas y de sillas en condiciones óptimas para realizar actividades tan sencillas como leer. Tampoco resulta agradable entrar en un baño que no tiene lo básico: una puerta. Todos estos aspectos vuelven a quedar demostrados con las fotos que acompañan este reportaje.

Tanto la Consejería de Bienestar Social como la Fiscalía del Menor conocen lo que está pasando en el Materno-Infantil de Oviedo. Ambas Administraciones han recibido ya denuncias sobre el estado del inmueble e, incluso, alguna de ellas estaba acompañada por fotos. Al Gobierno del Principado, titular del recurso, le solicitan inversiones para que mejorar el centro y así poder ofrecer a los menores unas condiciones mínimas de calidad. Al fiscal, Jorge Fernández Caldevilla, le solicitaban que estudiara el caso y comprobara si con el mal estado de alojamiento se podía estar vulnerando los derechos de los menores acogidos en esta unidad. Parece que todas estas actuaciones, iniciadas ya en el primer semestre del año 2007, todavía no han dado sus frutos.

El colectivo de educadores volvía a salir a la palestra en mayor de este año, al suscribir una carta en la que reclamaban a la consejería que resolviera los problemas que afectaban al recurso. Estos profesionales solicitaban que se tomasen las medidas oportunas para que se cumpla le legislación, tanto con respecto a la ratio laboral como al periodo de estancia máximo de los menores. A su juicio, la solución pasa por limitar el número de menores alojados en la unidad, el tiempo de estancia y mejorar la habitabilidad del edificio. Reclamaban un aumento de la presencia de vigilantes de seguridad, del personal de limpieza y de los turnos de noche del personal educativo. El equipo considera que la desproporción entre el espacio físico y el número de menores es la causa que provoca conflictos.

FUENTE:SDM/Lavozdeasturias

Mas info

La Procuradora exige a Asturias que mejore la atencion a los menores



Asturias carece de un modelo concreto de atención a los menores no acompañados que residen en centros de acogida. Así de claro lo dice María Antonia Fernández Felgueroso, Procuradora General de Asturias, en su informe sobre la situación de este colectivo presentado ayer en la Junta General del Principado.

El avance de la investigación recomienda a la Consejería de Bienestar Social que acometa una serie de medidas para mejorar la situación de los menores alojados. Reclama primero que establezca un análisis de situación, de las demandas y de las previsiones del fenómeno. Solicita también un estudio de los recursos y medios disponibles y, en su caso, de los que serían necesarios.

El informe de la procuradora insta también a la Administración del Principado a articular los mecanismos de coordinación entre Bienestar Social, Educación y Salud para lograr una atención integral de los menores. Lo que siguen son las principales recomendaciones de la procuradora.

ACCION PROTECTORA

Reducir las demoras en las distintas fases.

La procuradora recomienda específicamente agilizar las distintas fases del proceso de protección de estos menores. Así, reclama a la Administración que facilite la atención inmediata, acogimiento incluido, de estos adolescentes aunque se tengan dudas sobre su minoría de edad.

Solicita también que se cumpla la limitación temporal de 45 días que fija la ley para la estancia de los menores en la unidad de primera acogida.

El trabajo conocido ayer insta a la Administración a asumir la tutela del menores de forma inmediata para evitar que, durante la fase de estudio sobre las circunstancias del afectado, el adolescente quede privado o aminorado en sus derechos.

Las posibles repatriaciones, la procuradora es clara y afirma que la oportunidad de retorno sólo deberá ser apreciada cuando existan garantías en el interés superior del menor.

Asimismo, el informe solicita a la Administración que documente al menor y tramite su residencia con la mayor agilidad posible y sin esperar a los nueve meses previstos en la ley.

Sería aconsejable, dice el informe, la elaboración y entrega a los menores de un documento provisional que les permita realizar las gestiones de la vida diaria. Fernández Felgueroso solicita también, que culminada la estancia del menor en la unidad de primera acogida, la Administración, previa audiencia con el afectado, dicte una resolución expresa y motivada sobre la mejor medida de protección aplicable.

Preparar a los menores para su inserción laboral

Por ello resulta imprescindible, según la procuradora, la adopción de programas específicos de inmersión lingüística.

Fernández Felgueroso recomienda acompañar la inmersión lingüísticas de acciones formativas que preparan a los menores para el empleo.

La Administración debe garantizar también que los menores sean informados plenamente y en un idioma, que entiendan las pruebas y revisiones médicas que se les practiquen y los posibles tratamientos.

El informe de la oficina de la procuradora subraya que el consumo de sustancias tóxicas es residual y solicita una mayor atención por parte del sistema sanitario para esta problemática.

Informe

Copyleft


"Todo regalo verdadero es recíproco. El que da no se priva de lo que da. Dar y recibir son lo mismo" (Borges)

Creative Commons License

Salvo indicación expresa, todos los contenidos de esta página están sindicados bajo una licencia Creative Commons. Puedes usarlos y modificarlos, siempre que no se haga con fines comerciales y se cite al autor.